Conductor a punto de atropellar a un peatón

Atropello a peatón: cuándo corresponde la culpa a qué implicado

El hecho de atropellar a un peatón es uno de los accidentes que puede ocasionar lesiones más graves por motivos evidentes, que no es otro que la desprotección de la persona frente a la fuerza de un vehículo que circula. 

Quién tiene la culpa en caso de atropello a peatón

¿Sabías que en España se producen en torno a once mil muertes cada año debido a atropellos? Lo preocupante es que es una cifra va en aumento.

Si bien, e independientemente de la responsabilidad, lo primero que debemos saber es cómo actuar en el caso de un accidente y/o atropello a un peatón.

No obstante, la normativa en el ámbito de la Responsabilidad Civil en tales sucesos es clara; básicamente hemos de atender a lo dispuesto en el art. 1 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor:

El conductor de vehículos a motor es responsable, en virtud del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación.

En el caso de daños a las personas, de esta responsabilidad sólo quedará exonerado cuando pruebe que los daños fueron debidos a la culpa exclusiva del perjudicado o a fuerza mayor extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo; no se considerarán casos de fuerza mayor los defectos del vehículo ni la rotura o fallo de alguna de sus piezas o mecanismos.

Ley de Responsabilidad civil.

Esto determina, que para que el conductor sea exonerado de toda culpa, el peatón ha debido llevar a cabo una imprudencia suficientemente grave.

  • Si vas conduciendo por una autopista y un peatón se cruza por tu camino  y no has tenido tiempo de reaccionar o frenar y lo atropellas, la culpa es del peatón. El peatón no tendrá derecho a ningún tipo de indemnización, porque es el culpable del accidente por haber faltado a su obligación de cuidado. De hecho, podría ser responsable de los daños materiales que pudieran causarle al vehículo o vehículos implicados.
  • Si el peatón camina por un paso de peatones, aceras o zonas de preferencia de peatones y es atropellado, la culpa recae en el conductor y el peatón recibiría su correspondiente indemnización por los daños causados.

Aunque estos casos son los más habituales, siempre puede haber matices.

Digamos que entre ambos extremos pueden darse numerosos supuestos en los que a veces ambas partes han podido incurrir en culpa, bien de forma equitativa o bien una parte en mayor proporción que otra por falta de cuidado objetivo.

No en vano, a aquella persona que conduce un vehículo se le debe exigir mayor grado de diligencia que quien no lo hace.

Esto es lo que se conoce como concurrencia de culpa.

En el caso de no llegar a un acuerdo, la responsabilidad del accidente la determinará un juez.

Asimismo, si ha habido testigos, deberán acudir para contar lo que han visto y dar su versión de los hechos para que así el juzgador pueda dictar una sentencia lo más ajustada a derecho posible.

Si necesitas ayuda, no dudes en contactar con abogados en accidentes de tráfico especializados, como nosotros.

¿Hablamos?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¡Te llamamos!

Para ello necesitamos tu nombre y número de teléfono que puedes adjuntarnos en el siguente formulario.